jueves, 30 de abril de 2009

INTEGRAL POR LA PEDRIZA









INTEGRAL POR LA PEDRIZA
EL YELMO
Raconers por el mundo
Ayer día 29, en compañia de mi hijo (el mediano), realizamos una marcha integral por la Pedriza madrileña, aproximadamente unos 20 kilometros, recorrimos desde Manzanares el Real, la Senda de Maeso, Cueva del Ave Maria, el Refugio Gines de los Rios con final en Canto Cochino y por supuesto con subida a la béllisima cima del YELMO (viejo montañón rocoso conocido de mis buenos amigos Guapetón y Paco Medina ) Ha sido una jornada muy dura con abundantes desniveles y cantidad de subidas y trepadas roqueras.
La subida final al Yelmo, solo para gente con poca tripa, pues la laga canal chimenea despues del Corredor del Miedo, no mide más de 25 cms de ancho, justo casi la medida de la cabeza, hay sitios en los que los pies solo puedes moverlos de lado, en fin un lugar apto para lagartijas.

4 comentarios:

Fernando Sanchez-Cuenca Alomar dijo...

Es una gozada la chimenea esa. Yo que soy delgado, tenia que quitarme la mochila siempre y encoger la tripa.

Habrás hecho la integral completa y supongo que bajaste por el Prado Poyo. Hay una variante más larga por el lado contrario (norte) de Las Milaneras. Hay un senderito marcado, después se pierde un poco, acabas en el cruce de arroyos y de ahí enlazas con la pista que viene de las Cabezas de Hierro. Hay mucha menos gente y alargas la excursión 40' más.

Saludos!

FER dijo...

Amigo Fernando, veo en tu comentario que eres un gran conocedor de La Pedriza. Cuanto hubiese deseado tenerte como compañero, pues es bien cierto que las marcas de PR abundan y algunos hitos (no demasiados) te ayudan a saber que estás en buena ruta, pero a mi modo de entender es una zona tan pateada por los madrileños que hay senderos mil, por todas partes, lo cual te ayuda y a la vez te dificulta para por primera vez tomar la ruta más idónea, aunque en este lugar nunca mejor dicho "todos los caminos conducen a Roma".
Es un Parque Natural espectacular y sus formaciones rocosas a cual más caprichosa son un deleite para los sentidos.
Subir al Yelmo por la chimenea, es todo un recuerdo imborrable, cuando menos por esas risas que te entran teniendo que meter pa dentro todo lo que sobresale del cuerpo.
Creo que nuestro grupo con tu aportación y conocimientos del lugar merecen una escapada programada a la Pedriza. Hay que hacer una propuesta formal.
Saludos
Fernando.

Fernando Sanchez-Cuenca Alomar dijo...

La Pedriza me recuerda a Tramuntana en que tiene rutas muy fáciles y bien marcadas y entre medias zonas muy puñeteras, por el bosque cerrado, los bloques de granito que confunden y la multitud de variantes en las sendas. Incluso yendo con el mapa Alpina, que es excelente, me he perdido alguna vez. Al final, después de cuatro años de ir dos veces al mes, acabé conociéndola bastante bien.

Muchas ganas de volver, que no te quepa duda. A ver si el año próximo conseguimos movilizar una escapada.

Fernando Sanchez-Cuenca Alomar dijo...

Ah! Y en febrero, aunque La Pedriza esté en cara sur y protegida, la nieve llega hasta la zona de las Torres de la Pedriza (alguna vez incluso más abajo). Es precioso, con las formas caprichosas del granito rodeadas de parches de nieve.