domingo, 20 de mayo de 2007

Puntals de Planicia (893 m)





Desde Puigpunyent, tomamos el Viejo Camí d’Estallencs que nos conduce por una carretera asfaltada hasta la impresionante finca de Son Forteza. Desde este punto se toma la pista señalizada que nos conduce por un amplio camino hasta la inmediaciones de Sa Teulera y, poco después, a Sa Font de Sa Muntanya, de la que brota abundante y fresca agua. Visita a Ses Cases y refrigerio con un curioso menú. Chorizo castellano con mandarinas… ¡ gracias Ana ¡. Seguimos la senda que nos conduce en constante subida hasta las inmediaciones del Coll de Estallencs (652 m), desde el que tomamos una vereda a la derecha. Esta nos conduce entre espesos bosques de encinas hasta la cercanías de los Puntals de Planicia. Aparece a nuestra derecha, por primera vez, la cima del Galatzó. Siguiendo un rosario de hitos claramente identificables, iniciamos la subida por una fuerte pendiente que nos conduce a una estrecha canal. En este momento se produce una confusión y parte del grupo toma una decisión equivocada… que pagará con una propina en forma de ir y venir por una estrecha repisa. El Pas de S’Encletxa que nos conducirá a Puntals esta situado a la derecha, ascendiendo entre enormes peldaños que exigen unas pequeñas grimpadas. Seguro y espectacular, ¡ que mas pedirle ¡

El Galatzó (1027 m) preside la vista desde Puntals hacia el Sur, señoreando un verde valle al fondo del que se vislumbra Estallencs y el mar. A la derecha, Sa Fita d’es Ram (833 m) cierra el bello Vall de Superna, en el que se aprecian varias de las fincas que visitaremos. Breve refrigerio, foto de grupo y, ¡ … en marcha, de nuevo ¡

Tras un breve descenso, tomamos una pista que nos conduce a través del espeso bosque de encinas de Planici. Restos de la industria del carboneo (sitjas, forns de pá, …) nos acompañan. En un punto cercano a Es Puntals de Son Balaguer, nos separamos para tomar una pista a la derecha que nos conduce, liderados por Sebastià, a Sa Coma d’es Batle y, tras alcanzar Es Coll de Sa Senyora (589 m), bajar a S’Hort de Sa Mata, para tomar la pista que nos llevará en pocos minutos a Son Balaguer d’es Racó… o a lo que queda. No hacen falta palabras, las fotografías son suficientes.

Tras curiosear por los alrededores y cargar con unos cuantos nísperos del huerto de Ses Cases de Son Balaguer, nos dirigimos a Sa Campaneta por una pista forestal con fuerte pendiente. Alcanzamos las casas y en su portal encontramos a su propietaria. Sebastià inicia una conversación que nos permite descansar unos minutos a la sombra de los dos impresionantes Lledoners que presiden la fachada principal. Autorizados a comer en Sa Font de Na Jaume, a ella nos dirigimos a paso de carga, visitando de paso Sa Font d’es Pi. El hambre aprieta y la temperatura aumenta.

La comida trascurre en el interior de la bóveda que se abre ante la fuente. La sombra, la frescura del agua y la agradable compañía nos invitan a quedarnos un buen rato… hasta que espoleados por Guapetón, nos ponemos en marcha. Un bello camino empedrado nos conduce a una pista que alcanza el Camino que hemos recorrido en la mañana. Un despiste nos priva de la visita a los restos de la Ermita de Sant Nofre. Otra vez será. Paso vivo, buen camino y un poco de conversación nos acompañan para alcanzar Sa Font de Sa Muntanya, donde hacemos la última parada del día. Un paseo hasta Son Forteza y acompañados por Es Puig de Na Fátima a nuestra izquierda, de pronto, ya hemos acabado esta bonita historia de primavera.

Tiempo total incluyendo paradas = 7 horas

Algunas imagenes más en http://s137.photobucket.com/albums/q235/fjsn/20070519PuntalsPlanici/

1 comentario:

FERNANDO dijo...

FELICIDADES AMIGO NOMIX. QUE RELATO MÁS COMPLETO.
CREO QUE ALGUNOS SABADOS DE VERANO PODEMOS HACER MATINALES COMO ESTAS, CUBIERTOS DE SOMBRA, ENCINAS Y AIRE FRESCO.
SON LUGARES DE GRAN APORTACION CULTURAL Y CIMAS DE POCA SIGNIFICACION QUE NOS PERMITIRAN MANTENER UN PUNTO DE NIVEL ÓPTIMO PARA PIRINEOS.
EL GRUPO B BAJAMOS POR SON VIC DE SUPERNA Y SUBIMOS POR LOS TOMASSOS A LA FITA DEL RAM PARA BAJAR POR LA ENCLETXA Y EL PAS DE NA LLUISA.
EN CONCLUSIÓN UN BELO Y AGRADABLE Y RECONFORTANTE PASEO POR NUESTROS ENCINARES.