domingo, 29 de marzo de 2015

Torre de Lluc.

Aún no había entrado en vigor el horario de verano -sí la temperatura-, así que no nos sobraba tiempo. Descenso vertiginoso hasta el torrent de Lluc. El premio para el primer clasificado es un capfico, que quita la pardalería por la temperatura del agua, en un espectacular gorg de agua cristalina mientras acaba de llegar el resto del pelotón. Puestos a enfilar la subida por el torrent de Boverons a toda pastilla con un sol que ya calentaba de lo lindo, mejor empezar con el cuerpo helado.
LLegamos al quarter des Carabiners y sin más preámbulos nos dirigimos a la espectacular cova de ses Freixures, de camino a Cala Codolar. Las olas rompen a lo bestia, el baño será otro día. Siguiendo fites unos, y atravesando un mar de roña HC+ (Hors Catégorie plus) otros, subimos a la torre de Lluc,  a cuya sombra comemos. Y ya empezamos la vuelta por el "camino" más típico, bajo un calor asfixiante. El Señor de la Torre se rezaga, algunos se inquietan, otros adivinan el hachazo final en la subida por es Burgar. Comèdi!
Al final no vamos tan mal de tiempo, y nos tomamos la subida con calma. La verdad, nadie tiene prisa por abandonar nuestro hábitat para llegar a la carretera, mientras la luz del atardecer transforma unos paisajes que nunca son los mismos por muchas veces que los visitemos.

 Invitación al capfico
 Aquí nos separamos
 espectaculares pasos en el torrent des Boverons
El voltor negre (Aegypius Monachus) comparte hábitat con el raconer común (Racconerus Tramuntanensis)

 Cova de ses Freixures
 no encontramos ninguna freixura...
 al menos había agua


 paso sobre cala Codolar
 Atravesando el mar de roña
 Enseguida llegamos, quin percal!
 "os voy a comeeeeer"
 Restos de nieve en sa coma Fosca, morro de sa Vaca... vistas desde la torre de Lluc
 punta des Capellans
 como para haber ido descalzos...
 un último bañito refrescante en el torrent de Boverons
 forat de Ses Farines
Hasta la próxima, queridos cuchillos kársticos